Consiga un ejemplar de la segunda edición del libro "República y Guerra Civil en Monesterio"

lunes, 3 de enero de 2011

Propuesta al Ayuntamiento de Monesterio para que designe el entorno de la Ermita de la Virgen de Tentudía con la denominación de «Plaza de Victoriano Contreras Barragán»


Victoriano Contreras en el Día del Jamón de 2005

Hoy 3 de enero se ha registrado en el Ayuntamiento de Monesterio un comunicado suscrito por Antonio Barragán Esteban en el cual se solicita que el altozano de la Ermita de la Virgen de Tentudía, actualmente sin denominación, lleve el nombre de «Plaza de Victoriano Contreras Barragán». Victoriano Contreras, que falleció el pasado octubre, ha sido el empresario más importante de Monesterio, promotor principal del Día del Jamón en 1989, actualmente declarada Fiesta de Interés Turístico de Extremadura. Ha llevado el nombre de Monesterio por todo lo largo y ancho de nuestro país. Pero quienes le conocimos personalmente le tenemos como un modelo de bondad irrepetible y por eso hemos sentido profundamente su pérdida. Totalmente de acuerdo con la iniciativa, desde aquí seguirá el curso de los acontecimientos para que no caiga esta justa y merecida reivindicación en saco roto.

Vista nocturna del entorno de la Ermita de la Virgen de Tentudía

Vista del entorno de la Ermita de la Virgen de Tentudía


Homenaje a Victoriano Contreras

El día 1 de octubre de 2010 fue un día luctuoso para Monesterio. Fallecía Victoriano Contreras Barragán. Quiénes tuvimos el honor de conocerle sentimos la pérdida de una personalidad excepcional. Sentimos que se cerraba una etapa en nuestras vidas porque su desaparición iba a causar, y ha causado, un gran vacío. Los últimos meses de su vida fue una constante cruzada contra una horrible enfermedad que lo consumió poco a poco. Pero no fue obstáculo para atender a sus quehaceres cotidianos en sus negocios cuando su lucha diaria ganaba a aquélla una batalla. Cuando creíamos en la mejoría de su salud se marchó repentinamente.
Victoriano Contreras fue un hombre bueno y un modelo a seguir en lo profesional y en lo personal. Desbordaba generosidad y bondad, cualidades que sus amigos hemos sido testigos en incontables ocasiones. Los recuerdos se nos agolpan de pronto y son muy difíciles de ordenar. Recuerdos muy vivos y emocionantes porque estamos ante un ejemplo personal que sus amigos queremos que sea recordado perennemente en Monesterio, nuestro pueblo. De las muchas horas que compartí con Victoriano Contreras quiero resaltar varias ideas importantes que me trasmitió. La primera es que debemos hacer el bien y que hay que mirar por todas aquellas personas que no tienen para poder vivir. La segunda es que quería mucho a nuestro pueblo. Así, de él aprendí que hacer el bien en este mundo es lo que merece la pena.
Victoriano Contreras creó, con su familia, una pequeña industria cárnica en las traseras de la Avenida de Ramón y Cajal. En los años ochenta, al modo de los antiguos viajantes, dio a conocer el tesoro de Monesterio, el jamón, por toda España. Después llegó el Día del Jamón, siendo uno de los primeros industriales que apoyó esta fiesta en 1990. Al mismo tiempo que promocionaba el jamón por todos los lugares posibles, daba a conocer nuestro pueblo. En la tienda de su fábrica podemos contemplar una galería de fotografías en la que Victoriano posa con los más destacados personajes de la política, del arte y de otros campos, destacando una con S. M. el Rey de España.

I Romería de la Virgen de Tentudía (1993), Victoriano Contreras encabeza la procesión

Victoriano Contreras ha estado presente y ha apoyado económicamente muchas iniciativas culturales y sociales de nuestro pueblo: Cruz Roja Española, Cáritas Diocesanas, Club de Fútbol, la fiesta de la quema del Judas... Pero quiero resaltar, y de esto fui testigo de excepción, que fue uno de los promotores de la Romería de la Virgen de Tentudía. La idea surgió en una terraza de la calle Templarios en el verano de 1993. Se comprometió a financiar y a asumir la organización de esa fiesta en esa edición, la cual fue un éxito como todos recordamos. Desde entonces, y de forma ininterrumpida, cada 8 de septiembre celebramos la fiesta popular y romería de la Virgen de Tentudía, patrona de Monesterio.
La calidad humana de Victoriano Contreras era inmensa. Los casos de ayuda desinteresada a muchos vecinos y a personas necesitadas en algún momento son incontables. Quiero recordar a un convecino, que tras un aparatoso accidente de tráfico, tenía que ir todos los días para la rehabilitación a un hospital. Como no encontraba transporte, Victoriano se comprometió a llevarlo a ese centro todas las veces que hiciera falta. De otro hecho fui testigo directo. Ocurrió hace muchos años. Estando de servicio en el despacho de la Policía Local, un transeúnte me pidió ayuda económica para poder pasar la noche. Además, tenía mucha hambre. En aquélla época ya no se ayudaba a estas personas como sí se había hecho en otros tiempos. El pobre hombre comenzó a lamentarse de lo injusto de la vida… Justo enfrente estaba Victoriano, en la puerta de su tienda, el cual cruzó la carretera, y tras conocer el problema me dijo: «Lleva a este hombre a El Cono y que le dé cena y cama, y que me pase la cuenta de los gastos». Así era de generoso.
Victoriano Contreras no debe ser olvidado en Monesterio. Una personalidad de esta importancia ha de ser recordada perpetuamente por todos. Por esta razón propongo a nuestras autoridades que se rotule con el nombre de Plaza de Victoriano Contreras Barragán el espacio adyacente a la Ermita de la Virgen de Tentudía, actualmente sin denominación. Es de justicia que pido en Monesterio a 1 de enero de 2011.

Fdo. Antonio Barragán Esteban.

Ilmo. Sr. Alcalde y Ayuntamiento Pleno de Monesterio