Consiga un ejemplar de la segunda edición del libro "República y Guerra Civil en Monesterio"

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Un éxito de público la presentación de la investigación de la película recuperada de René Brut

Realmente es difícil resumir una comunicación de más de 15.000 palabras y 25 hojas, y documentada con más de cien notas a pie de páginas y una amplia bibliografía. Ésta es la ficha técnica de la  investigación llevada a cabo por Moisés Domínguez y por mí sobre la película recuperada de René Brut (rodada en Cáceres el 30 de agosto de 1936) y la estancia del General Franco en Cáceres. Por eso se había optado por una presentación con explicación de los detalles a través de una sucesión de imágenes. Me ha sorprendido la gran cantidad de público que había en el salón de actos del Convento de la Coria de Trujillo (sede de la Fundación Xavier de Salas),  lugar de celebración de los Coloquios Históricos de Extremadura. Sólo agradecer al público asistente su atención y su paciencia. La fotografía que encabeza este párrafo corresponde a la lectura de la comunicación posterior.
Sin embargo, en esa imposibilidad que hace que no haya habido tiempo suficiente, se han puesto de manifiesto en la presentación de ayer las claves que han posibilitado la identificación de esas imágenes clasificadas erróneamente como tomadas en Burgos cuando realmente fueron tomadas en Cáceres. Una de las pruebas escritas de la estancia de René Brut en Cáceres, es que seis días después -el 5 de septiembre de 1936- el rotativo parisino L’Intransigeant publicó la entrevista que Jean E’Esme realizó al General Franco en Cáceres. La importancia de esta entrevista fue tal que salió anunciada en la propia portada y aparece completa en la página 3. Así, se proyectó una imagen del comienzo del artículo, en el que se puede leer, traducido al español, esto: «Nosotros -René Brut, de Pathé-Journal, Lèon Ferrandez del Eclair-Journal y yo [Jean D’Esme]- tres franceses». Prueba inequívoca y de esa misma época que atestigua y que despeja cualquier duda sobre el paso de estos periodistas franceses por Cáceres. Pero sobre todo abre una nueva tesis que corrobora con estos datos, y otros contenidos en la propia investigación, es la facilidades que daban los nacionales en esos primeros momentos a los periodistas extranjeros para realizar su trabajo. También se analiza pormenorizadamente todas las vicisitudes de René Brut durante sus cinco días de detención en Sevilla en septiembre de 1936. El año que viene la organización editará la investigación de forma completa y será accesible al público la lectura de la misma.