Consiga un ejemplar de la segunda edición del libro "República y Guerra Civil en Monesterio"

sábado, 19 de septiembre de 2009

XX Aniversario de la destrucción del reloj de la torre de la Iglesia de Monesterio

Uno de los actos más lamentables realizados en el patrimonio histórico de Monesterio más grave ocurrido en los últimos veinte años fue la destrucción del reloj de la torre de la Iglesia. El otro fue la demolición de la Casa del Bastimento en la calle Templarios. De titularidad municipal, el reloj público se instaló ahí por primera vez a mediados del siglo XVI. En la Comisión de Gobierno del 5 de julio de 1989 se decidió retirar el antiguo reloj, que databa de 1921, por uno más moderno de mecanismo eléctrico. En su instalación se retiró la antigua maquinaria, en perfecto estado de uso y se destruyó la esfera cerámica instalada en 1942 adquirida en Cerámicas Santa Ana de Sevilla. El sonido de un esquilón que tenía siglos se sustituyó por unos modernos altavoces Para ello, se desembolsó la cantidad de 570.000 pesetas a la Casa Macías de Madrid. La antigua maquinaria del reloj está arrinconada en el pequeño habitáculo del mismo, estropeada y sucia. El único inconveniente del antiguo reloj era que había que darle cuerda manualmente, labor que realizaba en su última época el Jefe de la Policía Local. No mereció la pena. No es lo mismo el sonido original de un esquilón que una grabación. No es lo mismo un reloj de maquinaria exacta que uno de mecanismo digital. En esa dinámica del escaso respeto que ha habido en Monesterio por conservar nuestras tradiciones o nuestras cosas de toda la vida, todavía, pasado veinte años, existe la huella de la destrucción de los azulejos de la esfera, pues ni siquiera arreglaron la silueta.