Consiga un ejemplar de la segunda edición del libro "República y Guerra Civil en Monesterio"

sábado, 22 de marzo de 2008

Una obra de arte de la imaginería sevillana de los años 40.

El Nazareno de Monesterio, obra del escultor sevillano Manuel Echegoyán González, fue un encargo del vecino Santiago Blanco Garrón a mediados de los años cuarenta del siglo XX. Fue debido a la destrucción de todas las imágenes en 1936. Hasta esa fecha, el retablo del Nazareno se hallaba en la capilla del Sagrario, y aunque no entró allí el fuego, días después los revolucionarios destruyeron las efigies a golpe de hacha y azadón. Sólo pudo salvarse en muy malas condiciones el retablo, de principios del siglo XVIII. La actual imagen es sin duda la de más mérito y valor de la Semana Santa de Monesterio y es una copia del Jesús del Gran Poder sevillano. Manuel Echegoyán había nacido en 1905 en Espartinas y murió en Sevilla en 1984. Se había formado en 1932 en París mediante una beca otorgada por la Diputación Provincial de Sevilla. Por supuesto, había tenido contactos con Eduardo Acosta desde los años treinta y es posible que éste tuviera alguna intervención en este encargo. La fotografía fue tomada el pasado martes 18 de marzo.