Consiga un ejemplar de la segunda edición del libro "República y Guerra Civil en Monesterio"

miércoles, 5 de marzo de 2008

El reparto de la Dehesa del Alcornocal.



En 1862 y durante ocho meses, el Alcalde Constitucional, José Florido y Carballar, otorgó las cerca de 400 escrituras de propiedad de las parcelas por las que se dividió la Dehesa del Alcornocal. Ésta era propiedad del Municipio, y mediante un resquicio legal aparecido una disposición del Gobierno de 1834, se repartió entre los vecinos en la década de 1850. El reparto se debió a una promesa electoral del Capitán de la Milicia Nacional José Antonio Lancharro Florido, por la cual alcanzó la Alcaldía en 1854. Fue un reparto entre todos los vecinos (cabezas de familia) ya fueran ricos o pobres. La Dehesa del Alcornocal se distribuía tradicionalmente en hojas de cultivo entre el vecindario, pero se cometían abusos por parte de la clase pudiente en el posterior aprovechamiento de las rastrojeras por el ganado. Hubo denuncias de estos vecinos para que no se repartiera. Sin embargo, al final se llevó a cabo, y por esta razón en esa zona de Monesterio la propiedad está muy dividida.